Método Mezieres

Terapeutica por las cadenas musculares.
Impartido por: Rene Daubagna (alumno directo de F. Mezieres)

Metodo Meziers
Metodo Meziers

El Método Meziers se realiza en posturas de estiramiento axial. Estas posturas son simples actitudes, las de la vida diaria, en el seno de las cuales el paciente aprende a reorientarse, alinearse y estirarse en el eje de un cuerpo que por diversas razones, se desvia.

Este método de reeducación concebido por Mezieres se distingue de los otros métodos clásicos, por una aproximación al ser humano en su globalidad. Este método considera que cualquier parte del cuerpo es dependiente y se relaciona con el resto del cuerpo, debido a la solidaridad de los músculos que se organizan en cadenas.
La tendencia habitual de estos músculos va en el sentido del exceso de tensión y del acortamiento, lo que tiene como consecuencia la limitación de los movimientos y la perturbación de la estática del cuerpo. Esto es debido al juego de las adaptaciones y de las compensaciones. De ello resultan los aplastamientos y las deformaciones, pero también dolores que en realidad no son más que los efectos de una causa más lejana en el tiempo y el espacio.

El trabajo del terapeuta mezierista consiste en remontar la cadena de las compensaciones instaladas en la zona del cuerpo hasta la o las causas primarias. Este trabajo atañe al cuerpo en su globalidad y requiere la participación activa del paciente.

Dentro del espectro de lesiones que el Método Mezieres trabaja, se encuentran las desviaciones en la columna, lordosis, cifosis y escoliosis.

¿En que se basa el Método Mezieres?

Metodo MeziersLa cadena posterior está formada por músculos poliarticulares de función estática, que van desde el occipital hasta los dedos de los pies. Al contraerse esta musculatura, tracciona de la columna, alineandola en arco cóncavo (lordosis). La agravación de las concavidades posteriores de la columna vertebral en los desplazamientos de masas, lleva consigo un acortamiento de los músculos posteriores, los cuales, por su acción en contracción concéntrica, tienden a acentuar la lordosis (Retracción de la cadena posterior).

Si analizamos la clásica postura erguida, la gravedad nos hace ir hacia delante, estando sometidos los músculos posteriores a un esfuerzo continuado, su predominancia en fibras tónicas los hacen resistentes a la fatiga pero por contra su tendencia será hacia la retracción e hipertonía. Cadena muscular es el conjunto muscular compuesto por un mínimo de dos músculos poliarticulares cuyas inserciones u orígenes se entrelazan. Todos los elementos de esta cadena son solidarios; toda acción localizada sobre un segmento de esta cadena tiene una incidencia sobre el conjunto del sistema.

Según Struyff-Denis las cadenas musculares están constituidas por un lado por músculos mono-articulares y por otro por músculos poliarticulares. Son éstos últimos quienes aseguran la unión, ayudados por las aponeurosis y sus expansiones, elementos que unifican todo el sistema locomotor. La mayoría de los músculos espinales son poliarticulares y plurifuncionales, es decir, son postero-flexores, latero-flexores y rotadores. Están dispuestos de tal forma que se puede describir un tronco lumbar y un tronco cefálico que se entrelazan a nivel dorsal. Las masas musculares de estos troncos se sitúan en las zonas lordóticas. Estos músculos son numerosos y potentes, contrariamente a lo que comúnmente se cree, que son demasiado débiles y hay que reforzarlos.

 

La lordosis es siempre primaria, la cifosis y la escoliosis son deformaciones secundarias

La lordosis es necesaria para mantener el equilibrio en la postura estática, las curvaturas raquídeas nos aseguran una mayor resistencia y estabilidad ante los desequilibrios externos. Para adoptar la posición bípeda es necesario que el centro de gravedad se adelante para garantizar un buen equilibrio. La postura normal bípeda, acentuando las curvaturas vertebrales, acorta los músculos espinales que sujetan los arcos raquídeos; estos músculos son los responsables del aumento de las curvaturas; por su tendencia a la hipertonía y al acortamiento. Existen otros músculos que por sus inserciones tienen también una función muy importante en el aumento de la lordosis.

El diafragma, por ejemplo, debido a sus inserciones no puede ser considerado únicamente como músculo respiratorio; su papel es también muy importante en la estática del cuerpo. La fijación del centro frénico, al convertirse en punto fijo, entraña una acción del diafragma sobre la columna lumbar; esto permite la actividad de los músculos espinales para realizar la postero-flexión. La contracción diafragmática provoca una tracción hacia delante y hacia arriba del raquis lumbar superior, siendo esta acción uno de los factores de fijación de la lordosis.

El psoas-ilíaco cuando su punto fijo está en el fémur, tira del raquis lumbar hacia adelante y abajo aumentando la lordosis.

Así mismo, el cuadrado lumbar (músculo importante en la estática lumbo-pelvica) participa en el mantenimiento de esta concavidad. Hemos de significar que estos músculos lordosantes: diafragma – psoas-iliaco - cuadrado lumbar encuentran un nexo de unión fascial en esta región del raquis, que los interrelaciona y potencia su función. No sólo la actitud en bipedestación normal favorece la lordosis, sino además ciertos movimientos de mediana y gran amplitud, como por ejemplo los movimientos de elevación del miembro superior, no pueden realizarse sin una compensación lordótica.

La tensión de la cadena posterior es primaria y es la que origina las deformaciones dado que es el origen de la exageración de las curvas en el plano sagital. En muchas ocasiones la cifosis dorsal está determinada por el estado de las lordosis cervical y lumbar, “el aumento de éstas provoca una compensación a nivel dorsal, originando un aumento de la cifosis; de aquí la necesidad de reducir las lordosis para corregir la hipercifosis”.

La lordosis es móvil

Toda retracción parcial de la musculatura posterior entraña una retracción del conjunto miofascial de esta cadena; ya que el alargamiento de una curva lordótica se traduce por el acortamiento de otra curva. Así por ejemplo, en los casos donde la cadena muscular posterior es hegemónica: si reducimos la lordosis cervical, se descompensará la región lumbar aumentando su lordosis. Esta reacción está fundamentada en el concepto de cadena y por tanto de movilidad de las compensaciones.

Los miembros tienden a la rotación interna

Los mecanismos compensadores debidos a la tensión de la cadena muscular posterior se explican porque los rotadores internos son solidarios con los músculos posteriores. Los músculos aductores y rotadores internos que permiten el reagrupamiento son numerosos y potentes y predominan en la raíz de los miembros. Las influencias, viniendo del tronco, se hacen sentir en aducción y rotación interna. Mézières decía que toda tentativa de estiramiento de los músculos espinales conlleva una rotación interna de los miembros. Ejemplo, a nivel de la cintura escapulo-torácica, esta hegemonía de los rotadores internos y aductores provoca una tendencia hacia la ante pulsión del hombro. El estiramiento de los rotadores internos cuando éstos están acortados provocará una compensación a nivel del tronco generalmente aumentando las lordosis y el bloqueo diafragmático.

Powered by Setbak Studio